Ermita

El Santuario de Nuestra Señora de la Luz se ubica en la ladera de Peña Sagra, a 1500 m de altitud. Es difícil data su origen por sus propias características.

DSC_2624-HDR(3)
fotografía José Luis Gómez Linares

El Santuario es un edificio de mapostería, con cabecera cuadrada orientada al sur, que conserva canecillos de proa de nave en los lados este y oeste de la misma. Solo presenta cinco robustos  contrafuertes en el lado de la epístola, ya que está adaptada al terreno pediente y el muro del Evangelio tiene muy poca altura. Tiene dos accesos, ambos en arco de medio punto de grandes dovelas, situado a los pies y en el muro sur.

La portada principal (a los pies del santuario) está flanqueada por dos pilares, sobre los que reposa un tejadillo. En el interior, la cabecera está dividad en dos tramos separados por un arco apuntado y cubiertos con boveda de cañón apuntada. Un arco triunfal también apuntado, cerrado por una reja de forja, da paso a la nave de seis tramos separados por arcos de medio punto.

IMG_0450

 

El retablo del santuario está presidido por la imagen de Nuestra Señora de la Luz y destaca la presencia ornamental de dos jarrones de origen chino datados en el siglo XVIII, fruto de una donación.

 

Los añadidos y modificaciones de distintas épocas son patentes, quizá por la dureza del clima al que se ve expuesto. Es visible que se han acometido reconstrucciones y reparaciones en numerosas ocasiones.

La última intervención importante se llevó a cabo en 2012, cuando se realizó una rehabilitación íntegra del Santuario, su entorno y el edificio auxiliar a este. Destaca de esta actuación la recuperación de la espadaña sobre la portada principal del edificio.

IMG_3205